Por Martha Muñoz 
Psicóloga, Consejera y especialista en abuso de drogas y salud mental

   

La medida de aislamiento social que obliga a las familias a quedarse en casa como medida de prevención para evitar la propagación del COVID-19 será, sin duda, una prueba de fuego para muchas parejas y para muchas familias en general. De repente, nos encontramos con una rutina diferente en nuestras vidas y nos toca convivir 24 horas juntos como pareja y como padres de tiempo completo sin la posibilidad de salir del domicilio más allá de ir al supermercado, pasear nuestra mascota o para ir a la farmacia. 

Estaba predicho que este confinamiento tendría consecuencias en la dinámica de pareja y de familia y ya ha empezado a pasar factura en China, donde, según datos informativos, el aumento de separaciones y divorcios ya son un hecho. Esto nos trae a colación que los seres humanos carecemos de la capacidad de prevenir ante situaciones como la que se está viviendo de manera global; no hemos estado preparados para enfrentar una pandemia y mucho menos para saber cómo reaccionaríamos ante una situación de desastre como la que estamos viviendo.

Es obvio que toda situación de crisis afecta el estado de las parejas y afecta por ende la dinámica familiar. ¿Cómo? En principio, para las parejas que ha desarrollado y cultivado un vínculo sano será más fácil sobrellevar esta situación y puede incluso que su relación y la dinámica familiar sea más reforzada si saben conectarlo aún más. Para esto es recomendable desarrollar estrategias de convivencia creativas y sanas durante este tiempo. En cambio, las parejas con una dinámica de funcionamiento muy débil y los niveles habituales de comunicación viciados verán agudizados sus problemas, ya que las preocupaciones de su relación se tornaran más negativamente profundas durante este ‘encierro’ obligado. Esto podría llevarlos a tomar decisiones impulsivas, como la separación inmediata e incluso el divorcio, en casos extremos donde hay violencia doméstica se puede llegar a niveles trágicos.

Entonces ¿Cuáles son los consejos para intentar que el confinamiento no afecte de manera negativa a su relación de pareja y familiar?

Estas son algunas recomendaciones que nos pueden ayudar a sobrellevar esta situación excepcional:
*Compartan actividades que les gustan como familia.
*Practiquen su propio espacio de soledad.
*Manifiesten su afecto y cariño abiertamente.
*Practiquen el sentido del humor para disipar miedos y preocupaciones.
*Establezcan una rutina y horarios para estar preparados cuando todo pase.
*Eviten discutir estableciendo un sistema de negociación.
*Incluyan momentos para hablar de una manera seria de la situación pero sin caer en el dramatismo.
*Practicar la tolerancia, flexibilidad y comprensión.
*Crear momentos de intimidad como pareja.
*Hablar como pareja de su responsabilidad de una manera adecuada para llegar a un buen fin.
*Practicar la meditación como parte de una técnica de liberación emocional.

La idea es compartir momentos, actividades y tareas con complicidad, potenciando la comunicación, la empatía, el humor, siendo flexibles, reforzando los valores familiares y siendo conscientes de la responsabilidad de ser los "pilares" de la célula principal de la sociedad: LA FAMILIA.


PUBLICIDAD

​​La convivencia sana: un reto para las parejas durante el aislamiento por coronavirus

TODO ARIZONA ESTA EN CONTACTO TOTAL

En la mira