Con el calor llega la necesidad de refrescarnos dándonos un chapuzón en la alberca. Pero cuando no tenemos ese privilegio en casa, una piscina comunitaria o pública, los parques acuáticos y otros espacios públicos con agua son la solución. Pero la gran pregunta es si estas alternativas son seguras durante la pandemia de la COVID-19.


Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), no hay evidencia de que el COVID-19 se pueda transmitir a las personas a través del agua de las piscinas, bañeras de hidromasaje o áreas de juegos con agua. La operación y desinfección apropiadas de las piscinas, bañeras de hidromasaje y áreas de juegos con agua deberían eliminar los virus que causan el COVID-19. 

Publicidad

Lo más importante es evitar el contacto cercano con las personas que no sean de su hogar en los lugares públicos, tanto dentro como fuera del agua.

A medida que las restricciones que mantuvieron a las personas en casa se están eliminando, los espacios públicos han abierto sus puertas para que la gente pueda practicar la natación. Si decide ir a estos sitios es bueno que tenga en cuenta los nuevos protocolos de seguridad en cada una de estas instalaciones y todas las recomendaciones necesarias para mantener la salud y el bienestar de los tuyos y de las demás personas que los rodean.

Los CDC hacen estas recomendaciones adicionales para mantener su seguridad durante el verano con la presencia de la COVID-19 y así evitar su propagación:

-Evite el contacto cercano con los demás. Mantenga una distancia física de alrededor de seis pies de las personas desconocidas tanto dentro como fuera del agua. Si lo anterior no es posible, procure ir en horarios de poco tráfico para evitar las aglomeraciones.

-Dúchese durante al menos 1 minuto antes de entrar al agua. Según los CDC, esto ayuda a quitarse la suciedad o cualquier otra sustancia que tenga sobre el cuerpo.

-Quédese en casa si está enfermo. Si tiene síntomas de la COVID-19, ha dado positivo en la prueba de detección de la COVID-19 o ha estado expuesto a alguien que dio positivo durante los últimos 14 días. Esto también aplica si usted o alguno de sus hijos está enfermo de diarrea.

-Lave sus manos con frecuencia, cubra la tos y los estornudos y evite tocarse la cara.

-Limpie todas las áreas de contacto frecuente. Si su familia está utilizando camastros, sillas o mesas de jardín u otros artículos compartidos, es recomendable que les de una limpieza adicional.

-Utilice correctamente los tapabocas o cubrebocas siempre que sea factible. Sin embargo, no los use mientras esté nadando o dentro del agua. Los CDC no recomiendan usarlos en el agua ya que pueden dificultar la respiración al estar mojadas.

-Siga los recursos de natación saludable de su localidad para conocer los reglamentos para las piscinas, la calidad del agua y las enfermedades relacionadas con la recreación acuática. “Todos deben seguir los lineamientos locales y estatales que determinan cuándo y cómo deben operar las instalaciones acuáticas”, afirma el CDC.

La decisión de ir o no ir a una piscina pública o lugares acuáticos recreativos es algo personal, pero seguir los lineamientos de los CDC puede ayudar que sea una experiencia más segura para usted y los suyos durante estos tiempos de incertidumbre. Si tiene cualquier preocupación, comuníquese con su proveedor de servicios de salud para saber si tiene algún nivel de riesgo y si puede tomar medidas preventivas adicionales.

Cuidado con los microbios
Tenga en cuenta que no solo el Covid 19 podría ser un enemigo si no pone en práctica las recomendaciones. En las piscinas también hay que tener cuidado con los microbios. En este caso la diarrea y la natación no son una buena combinación. Por eso el CDC dice que es importante asegurarse de que ni usted ni otras personas entren al agua si tienen diarrea. Un solo incidente de diarrea en el agua puede liberar millones de microbios que causan diarrea, como los microbios Cryptosporidium, Giardia, Shigella, norovirus y E. coli. Estos microbios pueden hacer que las otras personas se enfermen si tragan apenas una bocanada de agua contaminada. Aunque los niveles recomendados de cloro o bromo eliminan la mayoría de los microbios en minutos, el Cryptosporidium es un microbio que puede sobrevivir durante más de 7 días en el agua adecuadamente tratada. Por ello,  no hay que tragar el agua y mucho menos orinarse o defecar en el agua.

            VIDA SEGURA

Búsquenos en Issuu y Calameo

¿El Covid 19 se puede contraer en una piscina pública?

TODO ARIZONA ESTA EN CONTACTO TOTAL